ESENCIA DEL OLIVAR

La escenografía parece creada para elevar del suelo a decenas de olivos que parecen con su presencia haber crecido para afirmar la capacidad de pervivencia de su especie. Levantada su peana sobre un montículo de tierra apelmazada que simula ser piedra.

Despojado el suelo de todo vestigio, salvo un manto almohadillado de hojas secas, nada contamina la visión sino los nervios pesados de la sólida madera ascendiendo al aire sin norma ni criterio alguno.

Las ramas son frondosas con generosidad, colmadas de hojas anchas y cortas, dejando entrever rayos de luz que incendian la tierra y transpira la atmósfera limpia y clara.

Los muros de piedra seca ajardinan los bancales y sostienen el suelo, pero se cuidan de no competir con los verdaderos protagonistas de Arion, los olivos milenarios.

A partir de aquí, el lugar es para perderse, disfrutando sin tregua de tanta belleza olivarera, aprovechando el tiempo para un ligero almuerzo donde intuir el sabor del aceite de estos frutos místicos y míticos en los que con tanta delicadeza se entremezcla lo salvaje y lo cultivado.

Un paseo por los olivos milenarios del pago de Arion en Ulldecona (Tarragona), espacio puesto en valor dentro del proyecto de olivos milenarios impulsado porla Taula del Senia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: