EL ESPÁRRAGO

El momento cumbre de la visita a Las Quebradillas esta mañana ha sido cuando Francisco Lillo ha encontrado y compartido un espárrago con los cuatro miembros de la expedición. Tan exigua cosecha ha sido suficiente para dar paso a una experiencia que por si sola ha mostrado en su esplendor el peso de la flora salvaje del Paraíso a nuestros dos lejanos visitantes.

Marika ha recordado el trabajo en las plantaciones de arroz junto a su abuelo mientras que Hirochi ha hablado de Sodoshima, la “isla olivo” japonesa. Ha sido un paseo donde la  alegría probablemente competía con el polen por ocupar su lugar en el aire de una mañana ventosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: