ENSALADA DE NARANJA Y BACALAO

 

Nuestra favorita para los días fríos, la típica ensalada de la gente que viviendo tierra adentro, aprovechaba en las noches invernales unas tiras de bacalao, secas en su esencia, para refrescarlas con esmero con el jugo de una naranja. Puesto ese fundamento pueden convocarse el huevo duro, los granos de una granada, unos trozos de higo o frutos secos, tal vez piñones o nueces. Hay quien añade finos hilos de cebolla dulce o en el otro extremo unas pasas. Finalmente, en medio de la simplicidad, un chorro generoso de aceite de oliva. Con la cosecha de este año de LAS QUEBRADILLAS, el resultado final es soberbio y la fusión última del jugo de la oliva con el de la naranja es un espectáculo en el paladar. ¡Buen provecho!

Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: