PRESENTACIÓN “LAS QUEBRADILLAS” EN ZUHEROS

Dimos la bienvenida al nuevo año presentando y degustando el extra virgen LAS QUEBRADILLAS en su lugar de origen. Acompañados de un puñado de vecinos, amigos, familia y visitantes conversamos con Brígida Jiménez, Pepe Márquez y Paco Ariza. La primera postuló una vez más a favor de la cruzada de los extra vírgenes frente a esos otros que se llaman aceites pero que en realidad son otra cosa. Pepe Márquez habló del aroma antiguo del aceite de oliva y de la singular belleza de Las Quebradillas como lugar de ensueño para inspiración de pintores. Paco Ariza se presentó a si mismo como olivo, se descubrió cercano a los colores del olivar -tan poco verdes, sino grises, azules, plateados o rojos-, y alabó las propiedades curativas de estos extra vírgenes acreditados como tales, descubriéndose finalmente como un productor artesano que elabora apenas 150 litros de aceite propio en un molino construido por él mismo.

Tras la tertulia, Brígida guió la cata mientras que Josefina brindaba con los presentes a los que invitó a degustar su particular versión del hoyo de aceite con chocolate, naranjas sobre galleta de hojaldre con aceite y miel y un riquísimo té de hojas de olivo con plantas silvestres recolectadas de Las Quebradillas, nuestra creación del OLI-TEA.

Próximamente se anuncian presentaciones en otras ciudades. Estamos disponibles a organizarlas con ustedes en su ciudad, colectivo, comercio… Basta que se pongan en contacto con nosotros en paraisodeolivos@gmail.com

Anuncios

GLORIA BENDITA: ¡WOW!

Se sabe que ocurrió y tal vez pueda explicarse. La presentación del aceite de oliva ecológico LAS QUEBRADILLAS el pasado viernes enla Galeríamadrileña GLORIA tuvo su arte y encandiló a varias decenas de personas que siguieron con expresión wow las distintas intervenciones que se sucedieron en la sala tras el saluda inicial del alma mater de este espacio cultural, David Hernández.

La artista holandesa Lotje de Lussanet se presentó acompañada de dos obras suyas que venían a dar testimonio de la sobrenatural dimensión de las aceitunas que fructifican en los olivos cordobeses de Las Quebradillas.

A vueltas con Holanda, el periodista Henk Boom, destapó en exclusiva el plan secreto que durante años venía tramando Antonio Zafra para transformar los típicos paisajes llanos con sus vacas pastando por un bosque tupido de olivos, mostrando como es propio en un periodista de su talla documentado testimonio que avalaba esta primicia.

Pillado in fraganti el tal Antonio Zafra se escapó como pudo por los cerros de sus sierras subbéticas, relatando el camino que están siguiendo como pequeños productores que se proponen ganar un sitio, por humilde que éste sea, en el Olimpo de las preferencias de los consumidores de aceite de oliva de calidad extra y ecológica.

Ante tanta visión alucinada el público necesitaba entrar en contacto con el anunciado protagonista, el aceite LQ, por lo que la madre del niño, Josefina Raya, pasó a bendecir a aquel con una sencilla invocación, que los presentes siguieron con sus ojos cerrados.

Tras la plegaria laica, Juan Ramón Izquierdo, Jefe del Panel de Cata del MARM,  puso orden en la cata, explicando los principios básicos de la misma  y guiando el proceso de degustación por parte de los asistentes. En su opinión el aceite LQ es un magnífico exponente de los buenos aceites virgen extra españoles, presentando una traza muy fresca del zumo de la aceituna, con un equilibrado balance entre notas dulces, amargas y picantes, con nítidos aromas verdes a hierba, alcachofa y tomate.

Alicia Ríos que durante el acto arrulló amorosamente a la criatura/aceite recién nacida, facilitó el análisis sensorial de los aceites por parte de los visitantes, cuyas manos untó envueltas en un oleoso saludo, dando paso a que aquellos pudieran oler sin intermediación alguna los volátiles de un aceite que ha presentado datos extraordinarios en cuanto a la presencia de polifenoles.

Tras ejercitarse en el arte de la risa y en el de la cata, los presentes entraron en una nueva fase wow, mientras daban cuenta de unos platos de aceitunas aliñadas de la variedad hendeero de Zuheros -una de las exclusivas variedades presentes en el paraíso de Las Quebradillas-, saboreaban unos hoyos de aceite con jícara de chocolate acompañados de naranjas con aceite de oliva y miel sobre base hojaldre.

Setenta personas disfrutaron de este momento de Gloria Bendita para el LQ 2011 con quien han comenzado a tener una cita gozosa en sus cocinas.

RECOLECCIÓN

¿Dónde están los periodistas?, me preguntó Manuel a media mañana durante la recolección, extrañado de la ausencia de testigos invitados a participar en la recolección. No se les espera esta vez, le dije. Una docena larga de hombres repetíamos el mismo ejercicio que dos mil quinientos años antes practicaban aquellos recolectores de aceitunas inmortalizados en la pintura que decora ese vaso cretense que quizás alguna vez tú hayas contemplado.

El mismo arrastre de manos, lienzos y varas, robando las aceitunas a los olivos, agarradas frente al desprendimiento como quien no desea abandonar el hilo que durante meses les ha nutrido de vida.

Esa conciencia de recolectores domina durante el día, alegra a los hombres que se saben triunfadores de esta lucha y domestica a las aceitunas que rememoran el camino que una vez más recorrerán hasta el molino.

Los campos quedarán solitarios y los olivos vacíos para ver pasar así al invierno que se avecina. Mientras tanto las aceitunas comienzan a sudar aceite e inundan nuestras casas con su fresco aroma.

 

la pradera cultivada

Tal vez te apetezca pasear por las Quebradillas en primavera, pisando un manto verde de hierbas y flores de color.

Somos partidarios de mantener la cubierta natural de estos suelos como medida más eficaz de protección de los mismos, como forma de lucha contra la escorrentía y la erosión y en definitiva buscando conservar el mayor capital de este olivar, su suelo. A la vez, no añadimos productos contaminantes como los herbicidas, mientras que en cambio pastoreamos con las ovejas del pastor vecino o desbrozamos para mantener un equilibrio y de paso ajardinar este paraíso humanizado.

Manteniendo esta pradera cultivada generamos paisaje y propiciamos la mayor biodiversidad. Así entendemos la sostenibilidad, como una forma de producir en medio del respeto por el paisaje y la conservación de los recursos naturales.

Algo de ello está dentro de las gotas del aceite que producimos, la salud de la tierra, el sabor de los frutos sanos transmitidos al zumo que con ellos producimos desde este jardín.

“LAS QUEBRADILLAS” botella y color del aceite de la sierra de Zuheros

Te presentamos la primera botella de la cosecha de este año, puesta en botella bajo la marca “OLEOCULTURA BIO”, una selección especial dedicada a apenas trescientas litros del aceite producido con las aceitunas ecológicas de la sierra de Zuheros, en el paraje de “Las Quebradillas”. ¿te apetece probarlo? Es fácil, visítanos o pídenos una botella…

“10+ variedades” un dossier

Se puede descargar un dossier completo de “10+ variedades” para conocer a fondo…

CON GUSTO EN ALGUSTO

Estuvimos en ALGUSTO compartiendo viaje con distintos productores del Convivium SLOW FOOD Sevilla y Sur y junto a los hermanos González Turmo que representaban al colectivo sureño. En el grupo estaban los aceites de Sole Serrano (Beloyana) y Elena Vecino (La Cultivada), los quesos de María Orzaez (Mare Nostrum), los vinos de Julian Navarro(Colonias de Galeón), y los productos ibéricos de Lola y Armando (Finca Montefrío).

Nuestro aceite 10+ estuvo en el stand de ACEITES VIZCANTAR, bajo cuya marca BIOVIZCANTAR se comercializa en una edición especial. Allí nos apostamos a darlo a probar a amigos de otros covivium (Donosti, Zaragoza, Alava, Balaguer…), a miembros de asociaciones de consumidores ecológicos,  al público, a los productores  y profesionales que acudieron a la feria.

Con unos y otros compartimos el esplendoroso aroma del aceite multivarietal de Zuheros, destapando nuestra aceituna plateada. Fue general el halago a sus toques verdes herbáceos, de plantas cortadas y frutas frescas. Inspirados en el color amarillo limón, pocos dudaron en arrojarse a mojar una miga de pan gallego en el zumo derramado sobre un plato blanco. Sorpresas al comprobar cómo por igual y con fluidez se sucedían sensaciones dulces, frutales, con leves amargas y notas de picante. Y luego, algunas exclamaciones, conversación sobre los usos y la evolución futura del aceite. Historias contadas acerca de su origen y manera de ser, con interés y  satisfacción de la audiencia. Muchos de ellos se llevaron una muestra enlatada para casa. Ahora con gusto,  la estarán disfrutando. ¡Gracias!