DOS PRÓXIMAS ACTIVIDADES: CUSTODIA DEL TERRITORIO Y GEOPARQUES

El día 11, viernes estaremos participando en un acto sobre el Proyecto de CUSTODIA DEL TERRITORIO en que participamos, organizado porla FundaciónFIREen San Carlos del Valle (Ciudad Real) con el siguiente programa:

18:30-19:00 Recepción y Presentación de la jornada informativa

19:00-19:15La Custodiadel Territorio como herramienta de gestión territorial (Patricia García Peña:FIRE)

19:15-19:30 ¿Cómo realizar un Acuerdo de Custodia del Territorio? (Laura García Pierna: FGN)

19:30-20:00 Presentación del proyecto “Aplicación de Protocolos de seguimiento del éxito de los acuerdos de custodia del territorio en distinta tipología de proyectos de restauración ecológica emprendidos porla FIRE” (José Ignacio Gómez:FIRE)

20:00-21:00- Proyecto en San Carlos del Valle (José Torres Morales: Alcalde de San Carlos del Valle)- Proyecto en Zuheros: Agricultura (Antonio Zafra)- Proyecto en Torrenueva: Ganadero (Pepe)- Proyecto en Valdepeñas: Cazadores (Juan Vicente) 21:00 Mesa Redonda

21:30 Vino Español

El día 15, martes, a las 19 horas en el edificio de Usos Múltiples de Carcabuey (Parque Natural de las Sierras Subbéticas Cordobesas), participamos en una charla enmarcada enla VI Semana de los Geoparques Europeos, con el título “Un beneficio para todos. Agricultura y Ganadería Ecológica”

Anuncios

PARAÍSO DE OLIVOS. CATÁLOGO DE VARIEDADES

Descarga del documento incluyendo el Catálogo de Variedades Locales de olivo Zuheros

COSECHA EN EL PARAÍSO

jose

Cómo escribir sino con emoción acerca de aquello a lo que por fortuna somos sensibles. Cómo no concitar a la belleza en una mañana de otoño, ventosa, húmeda, inquieta. Cómo no mirar al cielo con los ojos cerrados durante la noche. Cómo no amar los cambios en medio de esta atmósfera, como la vida,  tan efímera.

Pocos remedios con los que equilibrar  nuestro ligero peso humano en un universo tal, que reunirnos y abordar retos como éste que durante el 7 de noviembre nos ha reunido a una treintena de personas en este jardín del paraíso que como regalo de dioses me otorgó un día mi abuelo paterno.

Treinta personas, niños, jóvenes y adultos. Orígenes y oficios diversos. Con experiencia unos y con desconocimiento otros, del noble arte de recoger aceitunas, oficio que nos iguala en gusto a tantas aves y nos acerca al trabajo campesino en su más sincera y egoísta expresión, como es la de la recolección de los frutos de la tierra.

Nuestro olivar no persigue las altas producciones sino el equilibrio respetuoso con ciertas leyes que intuimos verdaderas a la hora de regular la relación productiva que mantenemos a través de la agricultura con el entorno donde vivimos. Practicamos agricultura ecológica como evolución razonable de una práctica tradicional que en algunos aspectos ha precisado, como no puede ser de otro modo, de alternativas acordes con nuestro tiempo (laboreo del suelo, fertilización, medios de recogida, etc.)

De este modo, entendemos que la mejor manera de reivindicar y dar a conocer nuestro trabajo es invitar a visitarnos y degustar aquello que es fruto de este jardín, un aceite de oliva ecológico producido a partir de al menos diez variedades de aceitunas, reconocidas en colaboración con investigadores cordobeses por medio de análisis del ADN de nuestros árboles.

Así, además de las tres variedades de aceituna que caracterizan la Denominación de Origen de Baena –picuda, picual y hojiblanca-, entre nuestra humilde pero centenaria población de 350 olivos, tenemos las variedades habichuelero (o nevao azul de Zuheros), datilero (alameño en Zuheros), Casta Cabra, Hendeero, Chorrúo, Nevao Basto y Torcío.

Y tal vez con bastante probabilidad alguna más, de ahí que a esta modesta producción de apenas unos centenares de litros de aceite de oliva extra virgen, le hallamos llamado 10+ como homenaje a la diversidad y recuerdo a quienes entre piedras pusieron estas plantas que tanto gustaron a los dioses como a los pájaros, y claro está, a nosotros mismos.

Dejamos tras la postal conmemorativa del día unas primeras imágenes a las que iremos añadiendo nuevos comentarios e información acerca del aceite que la misma tarde del día 7 se elaboró, con el mismo cuidado con el que habitualmente producen en el Molino de Suerte Alta su selecto aceite extra virgen de producción propia.  Una cortesía con nuestro 10+ que agradecemos de corazón.

60

10 VARIEDADES 2009 046

10 VARIEDADES 2009 050

10 VARIEDADES 2009 057

10 VARIEDADES 2009 045

62

66

68

10 VARIEDADES 2009 072

79

 

85

89

92

99

101

LLUVIA EN EL PARAISO

quebradillas 16_09_09 069

Los pronósticos más pesimistas habían anunciado un otoño seco que nos había hecho temer lo peor para nuestra exigua cosecha de aceitunas. En mayo un golpe de calor en un momento crítico de la floración impidió que gran parte de esta fructificase. Los olivos alameños, hendeeros y lucentinos se presentan como los más cargados. A pesar de esos vaticinios sombríos, quisieron los cielos por el contrario abrirse a partir de la tarde y noche del 14 de septiembre, fiesta de Jesús en Zuheros, dejando caer casi cincuenta litros de lluvia hasta el día de hoy, vistiendo de otoño nuestro paraíso, haciéndolo más adorable si cabe gracias a esta luz filtrada a base de finos haces de luz solar, tenues y cálidos. Mientras tanto, el viento golpea el silencio, trayendo y llevando misterios, preguntas futuros inciertos en una naturaleza de repente movilizada. Salí a contemplarla y envuelto en ella os invito al paseo…

quebradillas 16_09_09 001

quebradillas 16_09_09 012

quebradillas 16_09_09 023

quebradillas 16_09_09 073

quebradillas 16_09_09 042

PARAISO DE OLIVOS

PANORAMICAFLOROLIVOblog

El edén o Paraíso se ha concebido como el espacio virgen, prístino o intocado por la mano del ser humano, siendo un ideal arraigado profundamente en el imaginario personal y colectivo de la humanidad.

La irrupción de los impactos derivados de la actividad sobre este lugar tan mítico como  deseado, habría supuesto un choque que pronto condujo a la reivindicación de  una “edad dorada”. Como escribió Horacio:

“Nos aguarda el Océano en torno al mundo: los Campos

Felices, ricas islas, vamos a buscar;

Donde la tierra da sin arar cosecha cada año

Y viñas sin podar florecen por doquier

Y echa sus yemas de ramo que nunca engaña el olivo…”

Y es que tras las prácticas de las comunidades recolectoras y cazadoras, las sociedades agrícolas modificaron ese paisaje paradisíaco que identificamos generalmente con el bosque. En este tránsito, el olivar en su más antigua estampa dibujada a orillas del Mar Mediterráneo, constituyó un ecosistema capaz de entremezclarse con las especies autóctonas del bosque, de cuyos acebuches u oleastros silvestres deriva, evolucionando por medio de un largo periodo de selección hasta alcanzar el paraíso cultivado con centenares de variedades que hoy conocemos.

En Zuheros, cuyo núcleo urbano está considerado como Conjunto Histórico y donde buena parte de su término municipal forma parte del Parque Natural de las Sierras Subbéticas Cordobesas, en la finca de las Quebradillas con apenas una extensión de algo más de dos hectáreas y 351 olivos centenarios, tenemos la evidencia científica de que nuestra plantación cuenta con más de una docena de variedades locales. Este es el tesoro que tenemos el privilegio de conservar y que le invitamos a compartir. Comprobará que no siempre el mito es una ilusión.

 

 “… Íbamos a Zuheros, una enjalbegada reliquia de las guerras moras, uno de esos pocos pueblos andaluces que no han cambiado durante siglos… Pronto llegamos por encima de los olivos, donde los últimos árboles luchaban por sobrevivir… Zuheros era una mancha blanca allá abajo. Desde nuestra alcándara, Paco me mostró su idea del Paraíso de los olivos. Vimos el valle entero, colina tras colina anidando en un anillo de bajas montañas a lo largo del horizonte. Los árboles subían y bajaban en filas largas y derechas. La luz desfalleciente sacaba destellos de plata en algunos parajes. En otros, coloreaba los olivares con sombras de rosa y melocotón y azul cobalto. Y cada centímetro de tierra, salvo las escasas carreteras y los pocos edificios arracimados, estaba plantado de olivos…”

Mort Rosenblum. Olives. The Life and Lore of a Noble Fruit, 1996

post05_09